Criptomonedas en Cúcuta: Impulsando un libre mercado.

Su nombre es David Hay; un reconocido youtuber australiano de criptomonedas, que ha tomado acción por su propia cuenta y está ayudando  a la comunidad de inmigrantes venezolanos en Cúcuta, Colombia.

Todo comenzó hace unos meses cuando @davidhay expresó  en la conferencia NAC3, en Los Ángeles, sobre su gran indignación por las condiciones en las que los venezolanos que huyen de su país  están viviendo por culpa de la hiperinflación causada por un gobierno corrupto y tirano. Para David esto es personal, pues la familia de su esposa vive en Venezuela  y son testigos de la gran dificultad de comprar alimentos con una moneda que cada día vale mucho menos. Este Youtuber de 35 años  asegura que la situación económica en Venezuela  es una tormenta perfecta para que la población prefiera usar criptomonedas que el depreciado Bolívar venezolano, que además es una pesadilla transportar. Así como David,  cada vez más venezolanos se dan cuenta de la importancia de una moneda descentralizada con un suministro limitado, que no devalue su dinero y trabajo. Es por esto que  las compras de bitcoin, por medio de localbitcoins.com en Venezuela han aumentados semanalmente rompiendo récord.

 

 

 

El modelo de caridad de David, es más un experimento, que  pretende impulsar la adopción de esta nueva tecnología y ayudar a una población necesitada; no se trata de darle a los refugiados los alimentos o enseres  que necesitan, sino en darles dinero en criptomonedas, impulsando un libre mercado en el que los refugiados tengan la responsabilidad de decidir cómo invertir este dinero dependiendo de sus necesidades. En la conferencia  manifestó que busca recaudar $2.000.000 USD  en criptomonedas e invitó a algunos proyectos de criptomonedas  a que sean parte de esta noble iniciativa. Su objetivo es que Cúcuta sea la primera ciudad del mundo con una adopción masiva del 50% de su población en un corto lapso de tiempo.

El plan de David a grandes rasgos, consiste en:

  1. Identificar  a los venezolanos refugiados en Cúcuta y registrarlos en una base de datos, el registro se hace tomando la huella dactilar usando la tecnología de m2 systems. Ya que muchos de ellos no tienen ningún tipo de identificación.
  2. Capacitar a los usuarios registrados en cómo usar  esta tecnología; cómo usar las billeteras, cómo recibir y enviar su dinero para  poder comprar o vender algún producto o servicio.
  3. Capacitar a los comerciantes de Cúcuta y convencerlos de que acepten estas criptomonedas.
  4. Distribuir durante 90 días toda la cantidad recaudada, la distribución consiste darle a cada registrado un equivalente a dos semanas de trabajo de salario, una cantidad suficiente con la que pueden comprar productos y servicios que mejoren su calidad de vida.
  5. Dejar que el libre mercado haga lo suyo.

Algo que hay que tener en cuenta es que cada vez más comerciantes en Venezuela están aceptando algún tipo de criptomoneda, pues aunque  el precio de estas sea volátil, sigue siendo mejor que el Bolívar venezolano. Sin embargo, en Cúcuta, los comerciantes no tienen que lidiar con el bolívar directamente, sino con el peso colombiano, por lo que este puede ser el gran reto para David y su equipo, ya que los comerciantes se pueden negar a aceptar estas monedas por su volatilidad. Tampoco podemos olvidar que el ilegítimo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro hace unos meses lanzó el Petro, una  criptomoneda impulsada por su gobierno para combatir la guerra financiera con Estados Unidos y tratar de resolver el problema de  inflación de su país. Es importante comprender que el Petro no le da garantías a los venezolanos, por el simple hecho de que va en contra de la naturaleza de las criptomonedas; es totalmente centralizado y administrado por un régimen corrupto.

 

 

En su plan de acción, David y su equipo identificaron que muchas personas no tienen celular o algún tipo de hardware que puedan usar . Así que con una donación inicial  que les hizo el equipo de Digibyte, empezaron a distribuir tablets de calidad y bajo costo en las escuelas más necesitadas de Cúcuta para empezar a crear la infraestructura apropiada  y dotar a las familias necesitadas de un hardware de calidad.

 

Al día de hoy, David se encuentra viviendo en Cúcuta, trabajando con un grupo de voluntarios, y en conversaciones con  Nano, Pacoin, Zencash, Pivx, Smartcash y Dash para ver cuales están dispuestas a donar dinero y definir cuál será la criptomoneda que se use en la distribución a la comunidad. Hasta el momento David solo a  recibido donaciones de Digibyte y dinerocoin.

Esta tal vez sea  la oportunidad mas  indicada para aplicar una tecnología e impulsar una adopción masiva en una población que no tiene muchas opciones. Si algún proyecto realmente desea tener adopción masiva; esta es la oportunidad perfecta para tratar de impulsarla. Además de  hacer una excelente labor de caridad por los Venezolanos necesitados. En definitiva los proyectos que apoyen esta iniciativa tendrán mayor exposición en un mercado latinoamericano compuesto en mayor parte por población joven, que se le facilita manejar y adoptar nuevas tecnologías.

1 thought on “Criptomonedas en Cúcuta: Impulsando un libre mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com